Comentario de la Autora: Dra. Pilar Mazón Ramos

Es indudable que desde el inicio de la pandemia COVID-19, en marzo 2.020, la Telemedicina ha experimentado un gran desarrollo, implantándose este modelo de asistencia en diferentes ámbitos sanitarios.

Previamente ya existían iniciativas similares y, en los últimos años, algunos servicios de Cardiología habían incorporado esta modalidad de consulta en la práctica clínica habitual.

El Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, implantó en 2.013 la e-consulta como vía de derivación de los pacientes desde Atención Primaria, a través de la historia clínica electrónica.

Cuando se compararon los resultados en salud de los pacientes atendidos a partir de esa fecha respecto a los años previos (2.008-2.012) en una consulta de Acto Único presencial, se demostró que había mejorado el acceso, que se había reducido de forma significativa la demora y también la necesidad de acudir a urgencias u hospitalización e incluso la mortalidad en el año siguiente a la consulta.

En este artículo se analizan específicamente los pacientes con diagnóstico de insuficiencia cardiaca remitidos para valoración en Cardiología en ambos periodos, utilizando el modelo de series temporales interrumpidas; se describen sus características clínicas y se evalúa el impacto en la demora a la atención sanitaria, en las consultas urgentes, en los ingresos y en el pronóstico.

La muestra total analizada fue de 5.115 pacientes: 2.310 en el modelo presencial de acto único y 2.805 por e-consulta; estos últimos eran mayores (78,4 vs 76,4 años) y había más prevalencia de hipertensión arterial y fibrilación auricular, pero menos de cardiopatía isquémica, sin diferencias en el sexo, en otros factores de riesgo o enfermedades cardiovasculares previas.

La demora en una consulta presencial se redujo desde 27 días en el modelo tradicional (a todos los pacientes se les solicitaba consulta de presencia física) hasta 7 días que se tardaba en citar cuando se consideraba necesario atender presencialmente al paciente tras la e-consulta (baja probabilidad de resolución únicamente por esta vía).

La tasa creciente de asistencias a urgencias de los pacientes con insuficiencia cardiaca observado durante el periodo de consulta presencial de acto único se redujo un 9,9%; asimismo, se demostró una significativa reducción tanto de la tasa de hospitalizaciones (10,0%) como de la mortalidad (12,2%) tras la puesta en marcha de la e-consulta, manteniéndose relativamente estables tras su implementación.   

La principal conclusión de este análisis es que la implantación de la e-consulta en la gestión de la demanda asistencial de pacientes con insuficiencia cardiaca es una estrategia eficaz y segura, ya que permite estratificar el riesgo y tratar a los pacientes más rápidamente por la reducción del tiempo de espera, lo que podría influir de manera directa en los resultados.





 

Referencias:

  1. Rev Esp Cardiol. - Longer-term results of the cardiology e-consult program in patients with heart failure.

Comentario de la Dra. Pilar Mazón Ramos

Dra. Pilar Mazón Ramos

Jefa de Sección de Cardiología. Coordinadora de Atención Ambulatoria. Profesora Asociada de Cardiología. Hospital Clínico y Facultad de Medicina. Universidad de Santiago de Compostela. Servicio Gallego de Salud.

¿Quieres participar en el Blog de CardioTeca.com?

Únete a nuestros cientos de comentaristas científicos

Quiero Participar

Otros contenidos Insuficiencia Cardiaca

Novedades en el tratamiento - Insuficiencia Cardiaca

Selección de Artículos

Actualidad en CardioTeca

 

Descubre nuestros Centros de Recursos:

Artículos, vídeos, diapositivas...

Biomarcadores »

Sacubitrilo/valsartán »

Empagliflozina »

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido