Si hubiera que destacar una publicación este año, serían las Guías para el tratamiento y diagnóstico de la hipertensión pulmonar de la Sociedad Europea de Cardiología y la Sociedad Europea de Respiratorio. Tras el retraso debido de la pandemia por COVID-19 (hubiera correspondido su publicación en 2020), por fin tenemos un documento con importantes novedades. Lo primero que hay que destacar es la nueva definición de hipertensión pulmonar. Se confirma la propuesta realizada en el 6º simposio mundial de hipertensión pulmonar (Niza, 2018), quedando límite superior de la normalidad de la presión media de la arteria pulmonar (PAPm) en 20 mmHg. Esta (no tan) nueva definición recoge una demanda clínica, siendo además fruto de la evidencia científica actual. Haciendo una poco de historia, la definición previa de hipertensión pulmonar (PAPm ³ 25 mmHg) se remonta al primer simposio mundial de hipertensión pulmonar en 1973. En aquel momento, se establece este punto de corte basándose en opinión de expertos, con la intención de evitar el diagnóstico excesivo o erróneo. Sin embargo, en un metaanálisis de Kovacs et al. de 2009, se analiza la hemodinámica pulmonar en casi 1200 voluntarios sanos de 47 estudios. En este análisis, se concluye que la PAP media normal en reposo es 14 ± 3.3 mmHg, siendo por lo tanto el límite superior de la normalidad 20 mmHg (media + 2 desviaciones estándar). En este metaanálisis, se obtiene un valor medio de la resistencia vascular pulmonar (RVP) de 0,924 ± 0,375 Unidades Wood. De esta manera en el 6º Simposio Mundial de Hipertensión Pulmonar (2018) se define hipertensión pulmonar como una presión pulmonar media mayor de 20 mmHg, quedando esta definición vigente en las presentes guías. Para definir el perfil precapilar, se mantiene la presión capilar pulmonar con el punto de corte tradicionalmente aceptado de 15 mmHg. Sin embargo, el límite de la resistencia vascular pulmonar se ha bajado a 2 Unidades Wood, basándose en el mismo estudio de Kovacs et al. Por lo tanto, hipertensión pulmonar precapilar será aquella situación hemodinámica con PAP m > 20 mmHg, PCP ≤ 15 mmHg y RVP > 2 UW.

Otra aportación nueva de estas guías es la reintroducción de la hipertensión pulmonar al ejercicio. A lo largo de los últimos años, se han utilizado diferentes definiciones de lo que sería una respuesta anómala de la presión pulmonar con el ejercicio. Sin embargo, la evidencia limitada y las dificultades técnicas para la realización del cateterismo de esfuerzo hicieron que las guías de 2015 no se incluyeran la hipertensión pulmonar al esfuerzo. Por otro lado, cada vez cobra más importancia el diagnóstico en fases iniciales de la enfermedad, cuando la presión pulmonar en reposo puede ser normal. De esta manera, se ha definido hipertensión pulmonar al esfuerzo como una pendiente PAPm/ gasto cardiaco (GC) > 3 mmHg/l/min. Este aumento de la presión pulmonar con el aumento del gasto cardiaco se considera patológico, indicativo de vasculopatía pulmonar subyacente. Sin embargo, esta definición no permite diferenciar el origen pre o post capilar. Para eso hay que valorar la respuesta de la presión capilar pulmonar con el esfuerzo, considerándose precapilar cuando la pendiente PCP/GC es menor de 2 mmHg/l/min.

Con respecto a la clasificación clínica de la hipertensión pulmonar, se mantienen los 5 grupos ya conocidos, con cambios menores. Es previsible que en los próximos simposios mundiales y guías de práctica clínica se utilicen principios genéticos y etiopatogénicos para realizar la clasificación.

En las presentas guías también se ha avanzado en la estatificación de riesgo en la Hipertensión Arterial Pulmonar (HAP) y se ha recogido la evidencia acumulada en los últimos años en este sentido. En las guías de 2015, se propuso un sistema de estratificación de riesgo, el ya archiconocido “semáforo”, basado en opinión de expertos. En este sistema, se recogen parámetros clínicos, analíticos, hemodinámicos y de imagen para clasificar a los pacientes en situación de riesgo alto, intermedio y bajo. Posteriormente, varios registros europeos (COMPERA, SPAHR y FPHN) han validado este sistema de estratificación, demostrando su capacidad de predicción. En las guías actuales, se mantiene el “semáforo”, añadiéndole nuevos parámetros predictores. Cabe destacar la inclusión por primera vez de la resonancia magnética cardiaca, usando la fracción de eyección, el volumen latido y el volumen telesistólico como parámetros de referencia. También se ha añadido un nuevo parámetro pronóstico ecocardiográfico, el cociente TAPSE/PAPm. Sin embargo, este modelo de estratificación tiene el problema de clasificar al 60-70% de los pacientes como riesgo intermedio. Por eso, surge la necesidad de perfilar mejor este grupo de pacientes y se propone una clasificación adicional en 4 estratos, usando la clase funcional, el test de la marcha y los péptidos natriuréticos. De esta manera, se establecen los siguientes grupos de riesgo: bajo, intermedio-bajo, intermedio-alto y alto. Esta clasificación tiene implicaciones terapéuticas dado que el tratamiento planteado es diferente en pacientes con riesgo intermedio-bajo e intermedio-alto durante el seguimiento. En aquellos pacientes en riesgo intermedio-bajo a pesar de doble terapia oral, se propone añadir selexipag o cambiar a riociguat. Sin embargo, en aquellos pacientes en riesgo intermedio-alto en el seguimiento, se deberá escalar a prostaciclinas sistémicas.

La exposición de todas las novedades recogidas en las guías de 2002 podría ocupar muchas páginas, pero no querría acabar sin comentar algunas de las principales novedades en el campo de la investigación básica en HAP. Este año, los mayores avances en el campo de la circulación pulmonar vienen nuevamente de la mano de la genética. El crecimiento en el conocimiento de las base genético-moleculares de la HAP es exponencial y cada año se describen nuevos genes en relacionados con la HAP. Sin embargo, uno puede pensar no existe una relación directa entre la genética y la clínica. En este sentido, este año se ha publicado uno de los análisis más minuciosos en la correlación genotipo-fenotipo en la HAP. En un estudio con amplia participación española, se demuestra que el síndrome TBX4 va más allá de la haploinsuficiencia, pudiendo ser causado por ganancia funcional. Más aún, se observa que la amplia expresión fenotípica se debe en parte al efecto diferencial de las distintas mutaciones patogénicas. Por último, se han publicado los resultados del estudio genético en la población pediátrica española, siendo una de las series más importantes a nivel mundial, tanto por el tamaño muestral como por el número de genes incluidos en el panel. Lo primero que llama la atención de esta serie es un perfil genético distintivo, con predominio del gen BMPR2, alta proporción de enfermedad venooclusiva y una menor prevalencia de TBX4. Además, se incluyeron una alta proporción de pacientes con cardiopatías congénitas (CC), encontrándose variantes genéticas en un 25 %. Este hallazgo refuerza la idea del sustrato genético en pacientes con CC que desarrollan HAP.

 

Bibliografía:

  1. Humbert M, Kovacs G, Hoeper MM, Badagliacca R, Berger RMF, Brida M, Carlsen J, Coats AJS, Escribano-Subias P, Ferrari P, Ferreira DS, Ghofrani HA, Giannakoulas G, Kiely DG, Mayer E, Meszaros G, Nagavci B, Olsson KM, Pepke-Zaba J, Quint JK, Rådegran G, Simonneau G, Sitbon O, Tonia T, Toshner M, Vachiery JL, Vonk Noordegraaf A, Delcroix M, Rosenkranz S; ESC/ERS Scientific Document Group. 2022 ESC/ERS Guidelines for the diagnosis and treatment of pulmonary hypertension. Eur Heart J. 2022 Oct 11;43(38):3618-3731. doi: 10.1093/eurheartj/ehac237. PMID: 36017548.
  2. Hatano S, Strasser T, World health organization.852 Ische Stacks: Primary pulmonary hypertension. Geneva,: World Health Organization; 1975.
  3. Simonneau G, Montani D, Celermajer DS, Denton CP, Gatzoulis MA, Krowka M, Williams PG, Souza R. Haemodynamic definitions and updated clinical classification of pulmonary hypertension. Eur Respir J. 2019 Jan 24;53(1):1801913. doi: 10.1183/13993003.01913-2018. PMID: 30545968; PMCID: PMC6351336.
  4. Kovacs G, Berghold A, Scheidl S, Olschewski H. Pulmonary arterial pressure during rest and exercise in healthy subjects: a systematic review. Eur Respir J. 2009 Oct;34(4):888-94. doi: 10.1183/09031936.00145608. Epub 2009 Mar 26. PMID: 19324955.
  5. Galie N, Humbert M, Vachiery JL, Gibbs S, Lang I, Torbicki A, Simonneau G, Peacock A, Vonk Noordegraaf A, Beghetti M, et al: 2015 ESC/ERS Guidelines for the diagnosis and treatment of pulmonary hypertension: The Joint Task Force for the Diagnosis and Treatment of Pulmonary Hypertension of the European Society of Cardiology (ESC) and the European Respiratory Society (ERS): Endorsed by: Association for European Paediatric and Congenital Cardiology (AEPC), International Society for Heart and Lung Transplantation (ISHLT). Eur Heart J 2016, 37:67-119.
  6. Cruz-Utrilla A, Gallego-Zazo N, Tenorio-Castaño JA, Guillén I, Torrent-Vernetta A, Moya-Bonora A, Labrandero C, Rodríguez-Monte MEG, Rodríguez-Ogando A, Rey MDMRVD, Espín J, Plata-Izquierdo B, Álvarez-Fuente M, Moreno-Galdó A, Escribano-Subias P, Marín MJDC. Clinical Implications of the Genetic Background in Pediatric Pulmonary Arterial Hypertension: Data from the Spanish REHIPED Registry. Int J Mol Sci. 2022 Sep 9;23(18):10433. doi: 10.3390/ijms231810433. PMID: 36142358; PMCID: PMC9499494.
  7. Prapa M, Lago-Docampo M, Swietlik EM, Montani D, Eyries M, Humbert M, Welch CL, Chung WK, Berger RMF, Bogaard HJ, Danhaive O, Escribano-Subías P, Gall H, Girerd B, Hernandez-Gonzalez I, Holden S, Hunt D, Jansen SMA, Kerstjens-Frederikse W, Kiely DG, Lapunzina P, McDermott J, Moledina S, Pepke-Zaba J, Polwarth GJ, Schotte G, Tenorio-Castaño J, Thompson AAR, Wharton J, Wort SJ, Megy K, Mapeta R, Treacy CM, Martin JM, Li W, Swift AJ, Upton PD, Morrell NW, Gräf S, Valverde D; NIHR BioResource for Translational Research–Rare Diseases; National Cohort Study of Idiopathic and Heritable PAH; PAH Biobank Enrolling Centers’ Investigators. First Genotype-Phenotype Study in TBX4 Syndrome: Gain-of-Function Mutations Causative for Lung Disease. Am J Respir Crit Care Med. 2022 Dec 15;206(12):1522-1533. doi: 10.1164/rccm.202203-0485OC. PMID: 35852389.

Comentario del Dr. Ignacio Hernández González

Dr. Ignacio Hernández González

Dr. Ignacio Hernández González

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid. Residente en Cardiología en la Fundación Jiménez Díaz, Madrid. Realizó una estancia formativa en la Unidad de Hipertensión Pulmonar y Trasplante Cardiaco en el UCSF Medical Center en San Francisco, California, y se formó en Hipertensión Pulmonar e Insuficiencia Cardiaca en el Hospital Doce de Octubre como fellow durante 2 años. Actualmente, trabaja como cardiólogo en el servicio de Cardiología Infantil y Cardiopatías Congénitas del Hospital Universitario Ramón y Cajal. Ha obtenido el título de doctor por la Universidad Complutense de Madrid en 2021, con la tesis “Bases genético-moleculares de la hipertensión arterial pulmonar, su expresión fenotípica en la población española y su papel en las formas poco frecuentes de hipertensión arterial pulmonar”, obteniendo calificación sobresaliente con mención Cum Laude. Además, ha obtenido los títulos de Diplomatura en Estadística por la Universidad Autónoma de Barcelona y el Máster Internacional en Hipertensión Pulmonar por la Universidad Francisco de Vitoria. Actualmente es miembro del Grupo de Trabajo de Circulación Pulmonar de la Sociedad Española de Cardiología, del Working Group on Pulmonary Circulation de la European Society of Cardiology (ESC) y del Working Group on Adult Congenital Heart Disease de la ESC. Su labor investigadora se ha centrado en la genética en Hipertensión Pulmonar, siendo colaborador del Consorcio Internacional de Genética en Hipertensión Pulmonar. Como resultado de esta actividad investigadora desarrollada ha publicado más de 25 artículos en revistas indexadas y varias comunicaciones a congresos de ámbito nacional e internacional. Ha trabajado como subinvestigador de múltiples ensayos clínicos internacionales, así como investigador en becas competitivas otorgadas por el Ministerio de Sanidad (Becas FIS). Es autor colaborador o coordinador de varios libros, así como revisor varias revistas científicas indexadas. Desde el punto de visto docente, ha sido colaborador docente del Grado de Medicina en la Universidad Complutense de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid y Universidad de Valladolid. Ha colaborado, además, en múltiples proyectos de formación postgrado en el campo de la Circulación Pulmonar. Está acreditado como tutor de Residentes por la Consejería de Salud de la Junta de Castilla y León.

 

¿Quieres participar en el Blog de CardioTeca.com?

Únete a nuestros cientos de comentaristas científicos

Quiero Participar

Otros contenidos Hipertensión Arterial Pulmonar

Selección de Artículos

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido