Los pacientes con una intervención coronaria percutánea previa tienen un alto riesgo residual de eventos coronarios dentro y más allá de la lesión con stent. Este riesgo podría reducirse actuando sobre el LDL-C más allá de la terapia con estatinas.

El estudio FOURIER aleatorizó a 27.564 pacientes con enfermedad aterosclerótica estable en tratamiento con estatinas al iPCSK9 evolocumab o placebo con una mediana de seguimiento de 2,2 años. Los criterios de valoración de interés fueron los eventos cardiovasculares adversos mayores-MACE: muerte cardiovascular, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, angina inestable o revascularización coronaria; y los eventos coronarios mayores: muerte cardíaca coronaria, infarto de miocardio o revascularización coronaria.

17.073 pacientes tenían ICP previa. En el grupo de placebo, aquellos con intervención coronaria percutánea previa tenían tasas más altas de MACE (13,2 % frente a 8,3 %; HR 1,61 [IC del 95 %, 1,42-1,84]; P<0,0001) y eventos coronarios mayores (11,5 % frente a 6,0%; HR 1,72 [IC 95%, 1,49-1,99];P<0,0001). Las reducciones del riesgo relativo con evolocumab fueron similares en pacientes con y sin ICP previa. Las reducciones absolutas del riesgo de MACE fueron del 2,0 % frente al 0,9 % (P interacción 0,14) y de eventos coronarios mayores del 2,0 % frente al 0,7 % (P interacción 0,045).

Como conclusión, Evolocumab reduce el riesgo de MACE en pacientes con intervención coronaria percutánea previa, incluido el riesgo de revascularización coronaria.

 

¿Quieres participar en el Blog de CardioTeca.com?

Únete a nuestros cientos de comentaristas científicos

Quiero Participar

Otros contenidos Lípidos

Selección de Artículos

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido