La endocarditis bacteriana (EB) protésica es una forma de fracaso de la prótesis poco frecuente, pero potencialmente mortal. El estudio de Summers evalúa tasa de EB en pacientes sometidos a sustitución valvular aórtica percutánea, comparándolos con pacientes quirúrgicos.

La sustitución valvular aórtica percutánea (TAVI) es una técnica reservada inicialmente para pacientes de alto riesgo quirúrgico, cuya indicación está ampliándose hacia un perfil de pacientes de menor riesgo. En este contexto resulta de gran interés clínico conocer la durabilidad del implante y sus complicaciones, entre las que se encuentra la endocarditis bacteriana. La seguridad y el riesgo de degeneración valvular de esta técnica con respecto a la sustitución valvular quirúrgica (SAVR) han sido evaluados recientemente en ensayos clínicos randomizados y metaanálisis. Sin embargo, los estudios de endocarditis en estos pacientes se limitaban a series más pequeñas o unicéntricas y no se habían comparado de forma directa con la sustitución valvular quirúrgica.

El artículo de Summers et al. es un estudio retrospectivo en el que se analiza una cohorte conjunta de 8.530 pacientes (la más amplia publicada hasta la fecha) sometidos a sustitución valvular aórtica percutánea o quirúrgica procedente de los ensayos PARTNER-I y PARTNER-II. Se evalúa la incidencia de endocarditis protésica, definida según un comité de expertos siguiendo los criterios de Duke modificados.

La incidencia global de endocarditis fue de 5,06 eventos por 1.000 personas-año, sobre un seguimiento medio de 2.69 ± 1.55 años. En el grupo de pacientes sometidos a TAVI la incidencia fue de 5,21 (95% IC, 4,26-6,38) por 1.000 personas-año, y de 4,10 (95% IC, 2,33-7,22) personas-año en el grupo quirúrgico. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre la incidencia global de endocarditis en ambos grupos (IRR 1,27 [95% CI; 0,70-2,32]; p=0,44).

Tampoco se detectaron diferencias significativas en el momento del diagnóstico (la mayoría de los cuales se realizaron entre los 30 días y el primer año), en el tipo de acceso (femoral o transapical) ni en los factores de riesgo (enfermedad pulmonar, hipertensión pulmonar, enfermedad renal crónica, cirrosis e historia de cáncer o radiación). Sí hubo diferencias significativas con respecto a los agentes patógenos, con una mayor incidencia de endocarditis por estafilococos en el grupo de sustitución valvular quirúrgica (58,3% vs 28,4% en los pacientes sometidos a TAVI, p=0,04).

En conclusión, es el estudio más amplio hasta la fecha que evalúa la tasa de endocarditis en pacientes sometidos a sustitución valvular percutánea y quirúrgica. Los resultados del estudio están en línea con lo publicado previamente, demostrando unas conclusiones similares a las del registro FinnValve con 6.463 pacientes (Moriyama et al., 2019) y al de un estudio danés con 2.632 pacientes (Butt et al., 2019) en los que los pacientes sometidos a TAVI presentaron tasas de endocarditis equivalentes a los de la sustitución quirúrgica. Sin embargo, las tasas de endocarditis en ambos grupos son elevadas y todos los pacientes con sustitución valvular aórtica deben considerarse de alto riesgo para endocarditis independientemente de la estrategia del implante.


Referencias:

  1. Circulation. - Prosthetic Valve Endocarditis After TAVR and SAVR.
  2. Butt, J., Ihlemann, N., De Backer, O., Søndergaard, L., Havers-Borgersen, E., Gislason, G., Torp-Pedersen, C., Køber, L. and Fosbøl, E. (2019). Long-Term Risk of Infective Endocarditis After Transcatheter Aortic Valve Replacement. Journal of the American College of Cardiology, 73(13), pp.1646-1655.
  3. Moriyama, N., Laakso, T., Biancari, F., Raivio, P., Jalava, M., Jaakkola, J., Dahlbacka, S., Kinnunen, E., Juvonen, T., Husso, A., Niemelä, M., Ahvenvaara, T., Tauriainen, T., Virtanen, M., Maaranen, P., Eskola, M., Rosato, S., Mäkikallio, T., Savontaus, M., Valtola, A., Anttila, V., Airaksinen, J. and Laine, M. (2019). Prosthetic valve endocarditis after transcatheter or surgical aortic valve replacement with a bioprosthesis: results from the FinnValve Registry. EuroIntervention, 15(6), pp.e500-e507.
  4. Søndergaard, L., Ihlemann, N., Capodanno, D., Jørgensen, T., Nissen, H., Kjeldsen, B., Chang, Y., Steinbrüchel, D., Olsen, P., Petronio, A. and Thyregod, H. (2019). Durability of Transcatheter and Surgical Bioprosthetic Aortic Valves in Patients at Lower Surgical Risk. Journal of the American College of Cardiology, 73(5), pp.546-553.

Comentario del Dr. Álvaro Lorente-Ros

Dr. Álvaro Lorente-Ros

Licenciado en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid. Residente de cardiología en el Hospital Universitario Ramón y Cajal, Madrid.

Otros contenidos Cardiología Clínica

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido