La determinación de sodio urinario en las 6 primeras horas tras el inicio del tratamiento diurético nos permite detectar aquellos pacientes que van a tener una menor respuesta diurética y mayor mortalidad.

La publicación el año pasado del documento de consenso de la ESC sobre el uso de diuréticos en el manejo de la congestión en insuficiencia cardiaca vino a recordarnos la utilidad de la medición del sodio urinario en pacientes con insuficiencia cardiaca aguda. En este documento se recomienda la determinación del sodio urinario y de la diuresis de forma precoz, debiendo intensificarse el tratamiento diurético en caso de que la excreción de sodio sea <50-70 meq/l o la diuresis <100-150 ml/h.

El estudio de Damman et. al trata de valorar la importancia clínica de la excreción de sodio en pacientes hospitalizados por ICA. Analiza una cohorte prospectiva de 175 pacientes (edad media 71 ±14 años, 44% mujeres, 36% IC de novo, seguimiento medio 257 (152-427) días) que se presentaron con signos y síntomas de congestión y a los que se les administró diurético intravenoso (dosis a criterio del médico responsable), además de vasodilatadores en caso de PAS >110 mmHg. Se determinaron el sodio urinario y la diuresis en las 6 primeras horas y posteriormente cada 24 horas durante 3 días. El objetivo primario fue la mortalidad por todas las causas y se analizó el reingreso como objetivo secundario.

La excreción media de sodio presentaba un descenso significativo a lo largo de los días. Los pacientes con menor excreción de sodio tenían IC de más tiempo de evolución, mayor uso de diurético, PA más baja, valores de NTproBNP más elevados y función renal más deteriorada. Se demostró una correlación entre excreción de sodio y la diuresis en las 6 primera horas (β = 0.899, P <0.001). La excreción de sodio en las primeras 6 horas, además, fue un predictor importante de la mortalidad por todas las causas (HR 1.05 (1.02–1.08), P = 0.001 por cada 10mmol de descenso en la excreción de sodio urinario]) mientras que la asociación con el reingreso no fue estadísticamente significativa (HR 1.03 (1.00–1.07) por cada10 mmol).

Este estudio demuestra que aquellos pacientes con menor excreción de sodio en las 6 primeras horas tras el inicio del tratamiento diurético presentan una menor respuesta diurética y mayor mortalidad.


Referencias:

  1. Eur J Heart Fail. - Clinical importance of urinary sodium excretion in acute heart failure.

Comentario de la Dra. Ainara Lozano

Dra. Ainara Lozano

Licenciada en Medicina por la Universidad del País Vasco. Responsable de la unidad de Insuficiencia Cardiaca Especializada del Hospital Universitario Basurto (Bilbao). Doctora en Medicina por la Universidad del País Vasco. Twitter: @AinaraLozano1



Lo último en CardioTeca

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Aula de Electrocardiografía

Aula de Electrocardiografía

¡Súmate cada semana al debate de un nuevo ECG!

Curso Beta 2011

Curso Beta 2011

Drs. González Juanatey y López-Sendón. βBloqueantes Update.

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido