Comentario de la Autora: Dra. Raquel del Toro Estévez

La angioplastia coronaria trasluminal percutánea (ACTP) mejora la supervivencia de los pacientes que sufren un infarto de miocardio con elevación del segmento ST (STEMI). Sin embargo, a pesar del éxito del tratamiento, un porcentaje de pacientes desarrollan remodelado adverso del ventrículo izquierdo (RAVI) a los pocos meses de la intervención. Esta afección, con el tiempo, puede desembocar en insuficiencia cardiaca. Actualmente no se dispone de un biomarcador sanguíneo predictor de RAVI en pacientes con STEMI tratados con ACTP. La posibilidad de predecir la aparición de esta afección en los pacientes justo tras el infarto, permitiría establecer estrategias clínicas tempranas que podrían mitigar los daños por la isquemia/reperfusión. Por ello, el objetivo principal de este estudio ha sido caracterizar el papel de las poblaciones de células proinflamatorias, como monocitos y neutrófilos, y mediadores inflamatorios relacionados, como citoquinas y microRNAs (miRNAs) liberados durante el evento isquémico, como biomarcadores pronósticos confiables para el diagnóstico de RAVI en pacientes que hayan sufrido un STEMI. Para ello evaluamos el nivel de las células proinflamatorias en sangre, mediante citometría de flujo, durante el infarto de miocardio y después de la revascularización de la arteria afectada, 1, y 6 meses después de la ACTP. Además, realizamos un microarray de expresión de miRNAs en células mononucleares de sangre periférica aisladas y examinamos los niveles de 27 citoquinas proinflamatorias en el suero de los pacientes mediante ELISA.

Inicialmente, encontramos que los pacientes STEMI mostraron una monocitosis y una neutrofilia después del sufrir el STEMI. Asimismo, Los pacientes que desarrollaron RAVI mostraron un aumento en sangre de los niveles de monocitos clásicos e intermedios 6 horas después de la ACTP. Sin embargo, el nivel de neutrófilos no predijo que pacientes iban a sufrir RAVI. De entre las dos poblaciones de monocitos predictores, y tras un estudio estadístico en profundidad, se determinó que el nivel de los monocitos intermedios, y no de los monocitos clásicos, se correlacionaba con la aparición de RAVI. De entre las 27 citoquinas proinflamatorias evaluadas, encontramos que el aumento del nivel del factor de crecimiento vascular endotelial (VEGF) se correlacionaba con la aparición de RAVI. Además, se estudiaron otros intermediarios inflamatorios como los miRNAs. Estas moléculas son ácidos ribonucleicos no codificantes de cadena pequeña de entre 19 y 25 nucleótidos que se ha demostrado, regulan la actividad transcripcional de muchos genes en diferentes contextos fisiológicos. Se analizó en nivel de miRNAs de los pacientes mediante un microarray. Este estudio determinó que hasta 1209 miRNAs se expresaron diferencialmente, en células mononucleadas de sangre periférica, 6h después de la ACTP en pacientes con RAVI, en comparación con aquellos que no desarrollaron remodelado adverso. Usando RT-qPCR, confirmamos un aumento significativo en los niveles de los miRNAs, miR-16-5p, miR-21-5p y miR-29a-3p. Además, estos miRNAs modulan la expresión de diferentes citoquinas medidas en el suero de estos pacientes.

Finalmente, determinamos que el análisis combinado de los niveles de la subpoblación de monocitos intermedios, de VEGF y de los 3 miRNAs se asociaba, con mayor potencia estadística, con la aparición de RAVI en los pacientes, que el análisis de los parámetros estudiados por separado. De manera similar, el análisis ROC (Receiver Operating Characteristic o característica operativa del receptor) combinado proporcionó una alta especificidad y sensibilidad para identificar pacientes con STEMI que desarrollarán RAVI. En conclusión, nuestros datos sugieren que el análisis combinado de monocitos intermedios, VEGF y miRNAs predice la aparición de RAVI en pacientes STEMI. Este método combinado de análisis ayudaría a identificar los pacientes que desarrollarán RAVI antes de que abandonen el hospital tras el tratamiento del STEMI inicial con ACTP. De esta forma, se podría programar un tratamiento preventivo que ayudase a los pacientes a minimizar los efectos deletéreos del desarrollo de RAVI.

 

Referencias:

  1. Front Cardiovasc Med. - Predicted Value of MicroRNAs, Vascular Endothelial Growth Factor, and Intermediate Monocytes in the Left Adverse Ventricular Remodeling in Revascularized ST-Segment Elevation Myocardial Infarction Patients.

Comentario de la Dra. Raquel del Toro Estévez

Dra. Raquel del Toro Estévez

Doctora en Biología por la Universidad de Sevilla. Ha desarrollado su trayectoria investigadora, centrada en el área cardiovascular, en centros de excelencia como el Còllege de France (INSERM), en Paris y el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, CNIC, en Madrid. Actualmente pertenece al grupo de Fisiopatología Cardiovascular del Instituto de Biomedicina de Sevilla. Allí su investigación se centra en el estudio de la cardiopatía isquémica, utilizando modelos animales de enfermedades cardiovasculares y cohortes de pacientes. Además, es profesora del Departamento de Fisiología Médica y Biofísica de la Universidad de Sevilla. Twitter: @RdeltoroRaquel

Otros contenidos Síndrome Coronario Agudo

Otros contenidos Biomarcadores

Selección de Artículos

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido