Comentario de la Autora: Dra. María Abellás Sequeiros

La anuloplastia tricuspídea percutánea con dispositivo Cardioband logra una reducción significativa del grado de insuficiencia triscúspide.

La insuficiencia tricúspide de grado moderado o mayor afecta hasta el 4% de la población mayor o igual a 75 años, siendo la mayoría de los casos de origen secundario. Su presencia está relacionada con un aumento de mortalidad y riesgo de insuficiencia cardíaca. En los últimos años ha surgido el tratamiento percutáneo como alternativa al tratamiento quirúrgico convencional para aquellos pacientes que, por comorbilidades o riesgo quirúrgico prohibitivo, no son candidatos al mismo. Entre las opciones percutáneas se encuentra la anuloplastia tricuspídea mediante el dispositivo Cardioband. Éste consiste en una banda de Dacron (existen 6 tamaños a elegir según el tamaño del anillo nativo) que se fija al anillo tricuspídeo a través de unas anclas; por el interior de la banda discurre una guía de contracción que permitirá el cinchado del anillo y, con ello, el ajuste de la longitud del dispositivo implantado. Los principales datos sobre seguridad y eficacia de Cardioband proceden del registro TRI-REPAIR (n=30 pacientes), cuyos datos a dos años se han publicado recientemente: reducción del diámetro del anillo (p=0,006) y del grado de insuficiencia tricuspídea (p=0,016), así como mejoría de la clase funcional según la escala NYHA (p=0,002).

Presentamos en esta carta científica la primera serie española que analiza seguridad y eficacia del implante de dispositivo Cardioband, incluyendo un total de 8 pacientes con insuficiencia tricúspide al menos severa, sintomática, desestimados para tratamiento quirúrgico (STS score 7,8% y EuroScore II 5,5%). Respecto a la seguridad del procedimiento, el implante fue posible en el 100% de los casos, observándose una única complicación (oclusión de un ramo posterolateral, sin repercusión sobre la fucnión ventricular). Tras un seguimiento medio de 9±3,67 meses, se observó reducción significativa del grado de insuficiencia tricúspide (vena contracta 13,3±4,0 vs 7,9±3,0; p=0,026) así como del tamaño anular (45,0±3,8 vs 37,4±4,0; p=0,015) y del ventrículo derecho (31,4±7,1vs23,2±8,2; p=0,003). Desde el punto de vista clínico, en el seguimiento, el 62,5% de los pacientes describieron una clase funcional NYHA I-II, y se produjo el fallecimiento de un paciente de 80 años en situación de cor pulmonale.

A pesar de las limitaciones del pequeño tamaño muestral, nuestros resultados están en la línea del registro TRI-REPAIR, presentando el Cardioband como una opción terapéutica segura y efectiva. Para continuar con el desarrollo de esta técnica, será de vital importancia la correcta selección de los pacientes candidatos, pudiendo ser una técnica futil en pacientes con hipertensión pulmonar severa y situación terminal de su cardiopatía.

 

Referencias:

  1. Rev Esp Cardiol. - Mid-term outcomes of percutaneous tricuspid annuloplasty with the Cardioband device.

Comentario de la Dra. María Abellás Sequeiros

Dra. María Abellás Sequeiros
Residente de Cardiología en Hospital Universitario Ramón y Cajal. Licenciada en Medicina por la Universidad de Santiago de Compostela.

Otros contenidos Intervencionismo/Estructural

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido