Estudio BCIS-1: Mortalidad a largo plazo tras angioplastia de riesgo asistida con balón de contrapulsación

Los últimos estudios han mostrado datos discordantes respecto al balón de contrapulsación intraórtico. El presente trabajo, referido a las angioplastias de alto riesgo pretende desvelar muchas dudas en cuanto a la utilización del balón de contrapulsación (BCIAo) en dicho contexto.


Estudio BCIS-1: Mortalidad a largo plazo tras angioplastia de riesgo asistida con balón de contrapulsación

Los últimos datos publicados sobre el BCIAo han arrojado más sombras que luces respecto a dicho dispositivo (véase el SHOCK-IABP trial, publicado recientemente en NEJM).

El presente trabajo, que ve la luz en Circulation, estudia, en el contexto de angioplastia de alto riesgo, 300 enfermos, cuyas características se encuentran balanceadas, con FEVI sobre 24%, y que se aleatorizan a recibir BCIAo (151) o no (150), electivamente antes del procedimiento. Se excluyen enfermos en shock cardiogénico. Denominado Balloon Pump-Assisted Coronary Intervention Study (BCIS-1) y, a diferencia de otros trabajos, los investigadores se centran en la mortalidad a largo plazo. Tras un seguimiento mediano de 51 meses (rango 41-58), se observa una mortalidad global del 33%, pero con menos fallecimientos en la rama del BCIAo electivo (42 vs.58), lo que justifica un HR de 0,66; con un intervalo de confianza del 95% entre 0,44-0,98; p=0,039. Por tanto, los autores, de un grupo de investigación británico, que el uso profiláctico de BCIAo para asistir el intervencionismo percutáneo de alto riesgo se asocia a un 34% de mortalidad de todas las causas.

Los resultados, bastante llamativos, pero muy lógicos, justifican el interesante y recomendable editorial adjunto al artículo, siendo destacable el repaso histórico del BCIAo en esta indicación precisa.

Ya veremos su influencia en las guías, dado que ahora el uso profiláctico de BCIAo previo al intervencionismo tiene un grado IIb (nivel evidencia C). No obstante, hay que mencionar que el estudio BCIS-1 fue originalmente diseñado para evaluar MACE durante el ingreso (y de hecho eso ya se ha publicado), a pesar de lo cual el seguimiento ulterior que facilita esta nueva publicación supone un aporte, bajo mi punto de vista muy relevante ante la alta frecuencia de eventos que presentaron los enfermos. Por fin buenas noticias para un dispositivo, que para los que lo usamos en el día a día, impresiona subjetivamente de aportar más de lo que se le ha venido reconociendo en las últimas publicaciones.


Enlaces:

  1. PubMed - Long-Term Mortality Data From the Balloon Pump-Assisted Coronary Intervention Study (BCIS-1): A Randomized, Controlled Trial of Elective Balloon Counterpulsation During High-Risk Percutaneous Coronary Intervention »
  2. Editorial - Left ventricular support systems for high-risk percutaneous coronary interventions: how can we improve outcomes for rare procedures? »


Lo último en CardioTeca

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Aula de Electrocardiografía

Aula de Electrocardiografía

¡Súmate cada semana al debate de un nuevo ECG!

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido