Correlación entre ondas T negativas y Miocardiopatía en el Atleta joven

Estudio observacional que analizó la incidencia de cardiopatía en atletas jóvenes con ondas T negativas en el ECG. Los autores concluyen que, en general, las ondas T negativas tienen baja asociación con miocardiopatía, no así si se localizan en la región ínfero-lateral.


Correlación entre ondas T negativas y Miocardiopatía en el Atleta joven

Las ondas T negativas son en muchas ocasiones un hallazgo electrocardiográfico indicativo de miocardiopatía. El valor predictivo de estas ondas T negativas adquiere mucho más valor en el “screening” de jóvenes atletas, fundamentalmente para la prevención de muerte súbita.

Para valorar esta hipótesis se realizó un estudio observacional prospectivo en el que se incluyeron de forma consecutiva atletas jóvenes varones (concretamente futbolistas de entre 8 y 18 años) a los que se les realizó un chequeo o “screening” cardiovascular. Entre las acciones médicas realizadas destacaban una completa anamnesis y exploración física, ECG y un ecocardiograma transtorácico. Además, dentro de los sujetos que se identificaron con un ECG con T negativas, se estratificaron en cuatro grupos: anterior (V1-V3), anterior extenso (V1-V4), inferior (II, aVF) e inferolateral (II-aVF / V4-V6/aVL y I).

El estudio incluyó un total de 2.261 sujetos (edad media 12,4 años, el 100% de raza caucásica). En total, 136 atletas (6%) presentaron un ECG con ondas T negativas, la gran mayoría en derivaciones anteriores (92,6%). A la hora de asociar las alteraciones electrocardiográficas con los hallazgos en el ecocardiograma transtorácico, se objetivó que las ondas T negativas anteriores presentaron alteraciones ecocardiográficas en un 4,8%, sin asociarse a cardiopatía los sujetos con T negativas anteriores extensas o inferiores.

Sin embargo, las T negativas ínfero-laterales (3,7%) se asociaron con mayor frecuencia a anomalías en el ecocardiograma (60%), incluyendo la miocardiopatía hipertrófica. Por último, los atletas con ondas T normales que presentaron anomalías ecocardiográficas fueron un 4,4% (incluyendo un caso de miocardiopatía hipertrófica con ondas Q patológicas ínfero-laterales).

Tras estos resultados, los autores concluyen que en una población de atletas jóvenes el hallazgo de ondas T negativas anteriores se asocia de forma muy débil con patología cardiovascular, mientras que si estos hallazgos aparecen en la cara ínfero-lateral la probabilidad de cardiopatía aumenta. Curiosamente, todos los casos de miocardiopatía hipertrófica se asociaron a alteraciones en el ECG, por lo que es importante ante un hallazgo anormal en el ECG el completar un estudio cardiovascular más exhaustivo con un ecocardiograma.


Enlaces:

  1. PubMed - Echocardiographic findings in 2261 peri-pubertal athletes with or without inverted T waves at electrocardiogram »

Comentario del Dr. David Vivas Balcones

Dr. David Vivas Balcones

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alcalá. Premio extraordinario en Medicina 2004. Doctor en Medicina con la calificación de sobresaliente cum laude por la Universidad Complutense Madrid. Diplomado en Estadística en Ciencias de la Salud por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Médico Especialista de Área en Cardiología en el H. Clínico San Carlos de Madrid. Coordinador de la relación entre Atención Primaria y Consulta de Alta Resolución Cardiológica del Hospital Clínico San Carlos, Madrid. Director del Curso Aspectos Prácticos en Cardiología Clínica. Responsable de la Unidad de Cardiología de MD Anderson, Madrid. Twitter: @docvivas »



Otros contenidos Cardiología Clínica

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido