La terapia farmacológica para dejar de fumar no aumenta el riesgo cardiovascular

Según un reciente meta análisis publicado en Circulation, ninguna de las tres terapias disponibles para lograr la abstinencia del hábito tabáquico parece asociarse a un incremento en el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares mayores.

El tabaquismo es la primera causa de muerte evitable en el mundo. Se estima, de hecho, que la mitad de los fumadores de larga evolución morirá por una causa relacionada con el tabaco. El cese temprano del hábito tabáquico se asocia a aumento en la esperanza y la calidad de vida, y a una disminución de los costes asociados a las enfermedades derivadas de esta adicción. Entre los beneficios se encuentra también una disminución en la mortalidad cardiovascular, es por ello que las guías de práctica clínica recomiendan el uso de terapia farmacológica para ayudar a dejar de fumar a todos los adultos que no presenten contraindicación para ello. Pese a estas recomendaciones, existe la preocupación histórica de que los fármacos indicados para el abandono tabáquico podrían aumentar el riesgo de eventos cardiovasculares.

El presente metaanálisis surge para evaluar si los tres fármacos actualmente aprobados en Estados Unidos con esta indicación (terapia de sustitución con nicotina, bupropión, un antidepresivo y vareniclina, un agonista parcial del receptor de la nicotina) aumentan el riesgo cardiovascular. Se incluyeron todos los ensayos clínicos aleatorizados con cualquiera de las tres líneas farmacológicas que reportaron en sus resultados la incidencia de eventos cardiovasculares. Se identificaron 63 ensayos aleatorizados con estos fármacos que informaron sobre eventos cardiovasculares en 30.508 pacientes. La mayoría de los ensayos compararon un tratamiento farmacológico para dejar de fumar con placebo; sólo seis estudios compararon directamente dos agentes. Al estudiar los eventos adversos cardiovasculares mayores (MACE), se encontró un efecto protector con bupropion (RR 0,45 , IC del 95 %: 0,21 a 0,85), y no se encontró una clara evidencia de perjuicio con vareniclina (RR 1,34 , IC 95 %: 0,66 a 2,66) ni con la terapia de sustitución con nicotina (RR 1,95; IC del 95 %:0,26 a 4,30).

Como señala el Dr. Samet en su editorial también publicado en Circulation, son necesarios más estudios aleatorizados que comparen directamente el pronóstico asociado a las tres terapias disponibles entre sí. En cualquier caso, como clínicos hemos de señalar que los beneficios asociados al cese del hábito tabáquico, no sólo en el ámbito cardiovascular, superan con creces a los riesgos descritos hasta el momento.


Enlaces:

  1. Medscape.com - Stop-Smoking Drugs Do Not Appear to Harm the Heart »


Otros contenidos Prevención Cardiovascular

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido