Estudio OVERCOME: Prevención de la miocardiopatía por quimioterapia

La utilización de fármacos quimioterápicos nuevos cada vez está cosechando mejores resultados en el campo de la oncología. El lado oscuro cardiovascular es el ocasional desarrollo de disfunción ventricular. Lamentablemente, no siempre existen alternativas viables a un fármaco determinado, por muy cardiotóxico que sea. Por tanto, se necesitan estrategias para prevenir con éxito este problema. Con los datos de un reciente estudio español en la mano, ya podríamos tenerlas...


Estudio OVERCOME: Prevención de la miocardiopatía por quimioterapia

Un grupo de investigadores del Hospital Clínico de Barcelona, liderados por un cardiólogo, el Dr. Xavier Bosch, publica un interesantísimo estudio en JACC sobre este tema.

El objetivo del estudio, que lleva el acrónimo de OVERCOME (preventiOn of left Ventricular dysfunction with Enalapril and caRvedilol in patients submitted to intensive ChemOtherapy for thetreatment of Malignant hEmopathies) fue evaluar la eficacia de enalapril y carvedilol para evitar la disfunción sistólica ventricular izquierda (DSVI) inducida por la quimioterapia en pacientes con neoplasias hematológicas.

Consideran, como punto de partida teórico, que la quimioterapia puede inducir DSVI y que tanto los IECAS como los betabloqueantes se han mostrado eficaces para evitar la DSVI en modelos animales y en humanos de cardiomiopatía inducida por antraciclinas.

Se trata de un estudio piloto, aleatorizado y controlado, abierto, que incluyó a 90 pacientes recientemente diagnosticados de leucemia aguda (n=36) o con hemopatías malignas sometidos a trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas (TCMH, n=54) y sin DSVI. Los enfermos fueron asignados al azar para recibir enalapril y carvedilol (n=45) o incluidos como grupo control (n=45). Para el seguimiento se llevaron a cabo ecocardiogramas y estudios de resonancia magnética cardiaca (RMC) antes y después de 6 meses de aleatorización. El criterio de valoración principal de eficacia fue el cambio absoluto desde el inicio de la FEVI.

La edad media de los pacientes fue de 50±13 años y el 43% eran mujeres. A los 6 meses, la FEVI no cambió en el grupo de intervención, pero disminuyó significativamente en los controles, lo que resulta en una diferencia absoluta de -3,1% por ecocardiografía (p=0,035), y de -3,4% (p=0,09) en los 59 pacientes que se sometieron a RMC. La diferencia correspondiente absoluta (95% CI) de la FEVI fue de -6,38% (-11,9 a -0,9) en pacientes con leucemia aguda y -1,0% (-4,5 a 2,5) en pacientes sometidos a TCMH autólogo (p=0,08 para la interacción entre el tratamiento efecto y la categoría de la enfermedad). Comparando con los controles, los pacientes del grupo de intervención tuvieron una menor incidencia del evento combinado de muerte o insuficiencia cardíaca (6,7% vs. 22%, p=0,036), y de la muerte, insuficiencia cardíaca o final de un FEVI <45% (6,7% vs. 24,4%, p=0,02).

Así, los investigadores concluyen que el tratamiento combinado con enalapril y carvedilol puede prevenir DSVI en pacientes con hemopatías malignas tratadas con quimioterapia intensiva. No obstante, señalan que la relevancia clínica de esta estrategia debe ser confirmada en estudios mayores en el futuro.

Realmente, nos encontramos con un elegante estudio, que emplea fármacos baratos y que aporta datos suficientes, a pesar de sus limitaciones, en mi opinión, para comenzar el tratamiento preventivo en los enfermos oncológicos que vayan a recibir el tratamiento quimioterápico, si sus tensiones lo permiten. Las limitaciones más importantes fueron, número escaso de pacientes, diseño abierto y unicéntrico, dosis de IECAs y betabloqueantes bajas, y que se realizó la RMC finalmente a un 81% de los enfermos inicialmente planificados.

Los investigadores, que comenzaron el tratamiento 24 horas antes de la quimioterapia, excluyeron aquellos pacientes con disfunción previa (menos del 50% de FEVI), insuficiencia renal, alergias, asma o las otras conocidas contraindicaciones para IECAS-betabloqueantes. El protocolo fue muy cuidadoso desde el punto de vista de la titulación de dosis, que comenzó a dosis muy bajas, lo que justificó una excelente tolerancia.

Los resultados del estudio OVERCOME, que fueron muy variables desde el punto de vista individual, parecen congruentes con los de otros estudios, y señalan la importancia de una estrategia encaminada más a prevenir la cardiopatía que a tratarla una vez se ha presentado, cosa que suele precisar detener la quimioterapia por un tiempo y que podría tener efectos deletéreos desde el punto de vista oncológico. Recomendable el editorial adjunto del Dr. Smiseth (Noruega).


Enlaces:

  1. PubMed - Enalapril And Carvedilol for Preventing Chemotherapy-Induced Left Ventricular Systolic Dysfunction in Patients with Malignant Hemopathies. The OVERCOME Trial »
  2. Editorial - Cardioprotection during chemotherapy - Need for faster translation of knowledge from cardiology to oncology and role for a cardio-oncologist »


Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido