Comentario del Autor: Dr. Javier Torres Llergo

El uso de anticoagulantes directos en los pacientes mayores de 80 años con fibrilación auricular es similar a los del grupo más joven, aunque la proporción de dosis inadecuada es significativamente más alta.

La anticoagulación oral ha demostrado reducir la morbimortalidad de los pacientes con fibrilación auricular, siendo mayor el beneficio entre los pacientes ancianos, dado que poseen un mayor riesgo tromboembólico. Estos resultados se observan incluso entre aquellos pacientes con riesgo hemorrágico alto, lo que pone de manifiesto la importancia de anticoagular mayoritariamente a este grupo poblacional. Por otro lado, todas las guías de práctica clínica posicionan a los anticoagulantes directos como primera opción de ACO entre los pacientes con FA, dada su mayor seguridad y eficacia, incluso entre los pacientes con edad avanzada.

El objetivo principal de nuestro trabajo fue explorar la proporción del uso de anticoagulante directos entre pacientes mayores de 80 años en vida real, los factores que se asociaban a su uso y el grado de adecuación de las dosis. Para ello, se diseñó el registro REFLEJA (REgistro de FibriLación auricular dE JAén), un registro prospectivo de vida real, en el que se incluyeron todos los pacientes ambulatorios con antecedentes personales de fibrilación auricular no valvular, que habían sido evaluados en las consultas externas de Cardiología de nuestro centro (Hospital Universitario de Jaén) entre Octubre 2017 y Junio 2018. A pesar de poseer un perfil clínico más desfavorable los pacientes mayores, el porcentaje de pacientes con anticoagulación oral fue superior al 90%, incluso mayor al de los más jóvenes, mientras que el uso de anticoagulante directos fue similar en ambos grupos (en torno al 65%), aunque con un mayor uso de dosis bajas de los mismos. Es importante reseñar, que la edad mayor de 80 años no influyó de forma independiente en el uso de anticoagulantes directos, como sí lo hicieron la insuficiencia renal crónica o la insuficiencia cardíaca.

Si bien el uso de anticoagulantes directos fue alto en el grupo de ancianos, también lo fue el uso de las dosis bajas, con un porcentaje alto de dosificación inadecuada en base a los criterios de las fichas técnicas de los diferentes anticoagulantes. Casi un 20% de los pacientes fueron infradosificados, aunque más preocupante fue el 38% de la sobredosificación de los ancianos. De hecho, la edad superior a 80 años demostró ser un factor independiente de infra y sobredosificación de anticoagulantes directos, éste último añadido a la insuficiencia renal crónica. Por tanto, el beneficio aportado por el uso amplio de anticoagulantes directos entre ancianos, podría estar atenuado por el alto porcentaje de uso inadecuado de las dosis. De hecho, nos encontramos analizando los resultados de morbimortalidad al año de esta cohorte, para comprobar el impacto de estos hallazgos entre los pacientes ancianos.

En conclusión, el trabajo afirma que el uso de estos anticoagulantes entre ancianos de una cohorte prospectiva de vida real puede y debe ser alto (similar al de los jóvenes), aunque es imprescindible una adecuada selección de la dosis, y no exponer a un grupo tan frágil, a una infra o sobredosificación de anticoagulación que podrían suponer peores resultados clínicos.


Referencias:

  1. Rev Esp Cardiol. - Uso amplio de anticoagulantes de acción directa en pacientes ancianos con fibrilación auricular: datos del registro REFLEJA.

Comentario del Dr. Javier Torres Llergo

Dr. Javier Torres Llergo

Twitter: @JTLLERGO. Ldo. en Ciencias Biológicas (Universidad de Córdoba, 1999), y Ldo. Medicina (Universidad de Córdoba, 2004). Especialista en Cardiología (2005-2010) mediante residencia en Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla). Diploma de Estudios Avanzados en Programa de Doctorado: Investigación Biomédica (Universidad de Sevilla). Máster en Cardiología. Universidad Miguel Hernández (Elche). Máster en Diagnóstico por la Imagen en Cardiología (SEC). Curso de Experto en FA (Universidad de Santiago de Compostela). Acreditación personal de Calidad nivel avanzado (Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía). Desde 2010, adjunto como médico Especialista en Cardiología en el Hospital Universitario de Jaén. Coordinador de la Unidad Especializada de Insuficiencia Cardíaca del Hospital Universitario de Jaén (con Acreditación “SEC-Excelente”). Vicepresidente de la Sociedad Andaluza de Cardiología (2015-2018). Vocal de la Asociación Clínica de la Sociedad Española de Cardiología (2018-2020). Vocal del Grupo de Trabajo de FA de la Sociedad Andaluza de Cardiología (2019-2021) y miembro del Grupo de Trabajo de IC de la SAC.

Otros contenidos Arritmias

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido