Guías y algoritmos de utilización de betabloqueantes en la práctica clínica

Los fármacos betabloqueantes tienen un efecto antihipertensivo, antiarrítmico y antiisquémico plenamente demostrado en múltiples escenarios clínicos, fisiológicos y patológicos. Durante los últimos 50 años la investigación con betabloqueantes permitió demostrar su beneficio en el amplio espectro de la patología cardiovascular y paralelamente se incorporaron al arsenal terapéutico nuevos fármacos más específicos y con menos efectos secundarios.

Desde hace años, los betabloqueantes ocupan un lugar destacado en las recomendaciones prácticas de las sociedades científicas y, a pesar de otros avances médicos todavía siguen siendo fármacos imprescindibles en muchas patologías. En este capítulo se resumen de forma práctica las guías y algoritmos para su utilización, basándose principalmente en las recomendaciones de la Sociedad Europea de Cardiología.


Ver / Descargar

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido