Betabloqueantes en la prevención y tratamiento de las complicaciones de la cardiopatía isquémica

El uso de fármacos betabloqueantes en la cardiopatía isquémica crónica constituye una recomendación clase I en las guías de las diferentes Sociedades Científicas. Los betabloqueantes por vía oral están recomendados en el tratamiento a largo plazo en todos los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio (IAM) y que no tengan contraindicaciones, así como también en pacientes con angina crónica estable sin infarto previo. Estas recomendaciones se basan en la evidencia de la disminución de las complicaciones en pacientes con cardiopatía isquémica que toman betabloqueantes.


Ver / Descargar

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido