La telemonitorización domiciliaria de la tensión arterial mejora el control de los hipertensos

Según un estudio recientemente publicado en JAMA, la telemonitorización domiciliaria acompañada de seguimiento telefónico por parte del farmacéutico, se asocia con un mejor control de las cifras tensionales, en comparación con el seguimiento tradicional.

La hipertensión arterial es un importante problema de salud pública que se cree afecta al 30% de los adultos estadounidenses. De ellos, se estima que sólo la mitad mantiene las cifras tensionales por debajo de los niveles que establecen las guías de práctica clínica. Han sido muchas las estrategias que se han desarrollado para intentar mejorar el control tensional, entre ellas, destaca la telemonitorización de la presión arterial mediante el uso de dispositivos domiciliarios.

El estudio prospectivo y aleatorizado HyperLink estudió a 450 pacientes con hipertensión no controlada, de los cuales 222 recibieron el seguimiento estándar por su Médico de Atención Primaria, y 228 fueron incluidos en un programa de telemonitorización de la tensión arterial (con al menos seis registros de tensión semanales) acompañado de seguimiento telefónico por su farmacéutico durante 12 meses. Los resultados de la toma de tensión se cargaban automáticamente en una web para ser revisados por el farmacéutico y se integraban en la historia clínica electrónica de cada paciente. Los pacientes eran seguidos telefónicamente cada dos semanas durante el primer mes y medio, mensualmente hasta el séptimo mes y cada dos meses desde el séptimo mes al año. Los farmacéuticos clínicos eran responsables de revisar y ajustar la medicación antihipertensiva, de acuerdo con un protocolo de prescripción previamente aprobado.

Al inicio del estudio, todos los pacientes eran hipertensos crónicos, con una presión arterial mayor de 140/90 mmHg o mayor de 130/80 mmHg en los pacientes con diabetes o enfermedad renal crónica. A los seis meses, el 71,8% del grupo de telemonitorización presentaba cifras de tensión controladas, en comparación con el 45,2% de los pacientes del grupo de seguimiento convencional (p<0,001).

A los 12 meses, el 71,2% del grupo telemonitorización presentaba buen control, en contraposición con el 52% delgrupo control (p=0,005). A los 18 meses, seis meses después de la última visita del protocolo, la TA estaba controlada en el 71,8% del grupo de intervención y en el 57,1% de los pacientes delgrupo de atención habitual (p=0,003).

Así pues, este estudio pone de manifiesto que la telemonitorización puede ser un arma útil en el tratamiento de la HTA, y que desarrollar un programa de educación intensivo es efectivo incluso una vez finalizado el mismo. De igual forma, confirma que es preciso un seguimiento estrecho de estos pacientes por parte de diferentes profesionales, para lograr un adecuado control de las cifras tensionales.


Enlaces:

  1. PubMed - Effect of home blood pressure telemonitoring and pharmacist management on blood pressure control: a cluster randomized clinical trial »


Lo último en CardioTeca

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Aula de Electrocardiografía

Aula de Electrocardiografía

¡Súmate cada semana al debate de un nuevo ECG!

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido