La función cardiaca y renal es interdependiente, por lo que las patologías o disfunciones que afectan a uno acaban repercutiendo en el otro. Esta interdependencia tiene su máxima expresión en la insuficiencia cardíaca con fracción de eyección reducida, donde el empeoramiento de la insuficiencia cardíaca puede conducir a una disfunción renal y viceversa.

Además, el tratamiento farmacológico de la insuficiencia cardíaca con fracción de eyección reducida puede afectar la función renal. Los inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa 2 (iSGLT2) son agentes terapéuticos beneficiosos en la insuficiencia cardiaca y en la enfermedad renal crónica, lo que se ha evidenciado en los estudios EMPEROR-Reduced, EMPA-TROPISM, CREDENCE, DAPA-CKD, DAPA-HF y DEFINE-HF.

Los estudios clínicos han sugerido múltiples mecanismos responsables de estos beneficios, e incluyen la eficiencia energética cardíaca y renal, el remodelado ventricular, la preservación de la función renal, la inmunomodulación, los cambios en el hematocrito y el control de los factores de riesgo.

 

¿Quieres participar en el Blog de CardioTeca.com?

Únete a nuestros cientos de comentaristas científicos

Quiero Participar

Otros contenidos Insuficiencia Cardiaca

Novedades en el tratamiento - Insuficiencia Cardiaca

Selección de Artículos

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido