Comentario del Autor: Dr. Javier de Juan Bagudá

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad crónica que tiende a presentar descompensaciones a lo largo de su evolución. Las más identificables y objetivo de muchos de los estudios realizados son las hospitalizaciones. Sin embargo, actualmente son varios los motivos que pueden facilitar una identificación precoz (educación del paciente en los signos de alarma, acceso rápido a las unidades de insuficiencia cardiaca, trabajo multidisciplinar, dispositivos de seguimiento remoto…) y un tratamiento ambulante (autoajuste o por medio de enfermería especializada del régimen diurético, hospitales de día, acceso rápido a las consultas de insuficiencia cardiaca, nuevos tratamientos…). De esta manera, situaciones que previamente conllevan un ingreso, actualmente se manejan en el régimen ambulatorio y tienen escasa representación en la mayoría de los ensayos clínicos y registros de la enfermedad. Por este motivo, el estudio de Ambrosy et al analiza la incidencia de descompensaciones por insuficiencia cardiaca en todos los ámbitos sanitarios, mediante algoritmos de procesamiento del lenguaje natural, aplicados a la historia clínica electrónica de un sistema de salud específico americano.

El estudio incluyó 103.138 pacientes con insuficiencia cardiaca durante 10 años, donde el 48,5% tenía fracción de eyección preservada. Se observó un aumento progresivo de la incidencia anual de descompensaciones a lo largo de la última década, a expensas fundamentalmente del aumento de visitas a urgencias o consultas externas. En global, estas últimas representaron la mitad de las descompensaciones por insuficiencia cardiaca. Por otro lado, las descompensaciones ambulatorias conllevaron un riesgo del 10% de requerir un nivel superior de cuidados en los 30 días posteriores, proporción solo ligeramente inferior a la observada tras una hospitalización, lo cual refuerza la idea de que este tipo de descompensación también empeora el pronóstico de la enfermedad.

Desde otro punto de vista, la mejoría del tratamiento de la insuficiencia cardiaca ha hecho que los eventos disminuyan y sea cada vez más difícil demostrar el beneficio de nuevas terapias. Considerar las descompensaciones ambulatorias podría aumentar los eventos en al menos un 25%, por lo que la factibilidad de encontrar diferencias con nuevos tratamientos o intervenciones sería más factible. Además, hay que tener presente que, sumado a los factores previamente mencionados, el ingreso hospitalario depende de factores subjetivos del médico tratante, del sistema sanitario, las preferencias del paciente…

Por tanto, ampliar la mirada hacia la realidad de las descompensaciones de la insuficiencia cardiaca, incluyendo todo el espectro ambulatorio, nos permitirá conocer y poder abordarla de una manera más completa.

 

Referencias:

  1. JACC. - Comentario editorial - Descompensaciones en insuficiencia cardiaca, una realidad más amplia.

Comentario del Dr. Javier de Juan Bagudá

Dr. Javier de Juan Bagudá

Cardiólogo. Especialista en Insuficiencia Cardiaca. Acreditado por la Heart Failure Association de la European Society of Cardiology. London Postgraduate Course in Heart Failure Management (PCHF). Coordinador del Programa Transversal de Insuficiencia Cardiaca. Hospital Universitario 12 de Octubre. CIBERCV.

Otros contenidos Insuficiencia Cardiaca

Novedades en el tratamiento - Insuficiencia Cardiaca

Selección de Artículos

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido