Morbilidad de los pacientes con asistencia ventricular en lista de espera para trasplante

La generalización del uso de las asistencias ventriculares en base a los avances tecnólógicos está ampliando la experiencia disponible. Muchos enfermos actualmente precisan soporte mecánico para llegar vivos a un trasplante de corazón. El presente artículo analiza los diferentes perfiles de riesgo y contesta muchas preguntas.


Morbilidad de los pacientes con asistencia ventricular en lista de espera para trasplante

En los últimos años, la supervivencia de los enfermos a los que se les implanta una asistencia ventricular ha aumentado grandemente, de forma secundaria a los grandes avances tecnológicos y al acúmulo de experiencia en los grupos que las emplean.

Recientemente, un grupo de investigadores norteamericanos analizan los datos disponibles de los 33.073 enfermos en lista de espera para trasplante cardiaco en Estados Unidos (registro de la United Network for Organ Sharing, UNOS) entre 1999 y 2011. Comparan así los eventos producidos en pacientes que reciben medicación simplemente con aquellos a los que se les implanta algún dispositivo mecánico de asistencia ventricular.

En el artículo, publicado en Circulation, se dividen los enfermos en 5 grupos: sin asistencia ventricular (VAD-) en los niveles de urgencia 1A (como nuestra urgencia 0), 1B y 2 (el menos grave), pacientes con VAD pulsátil, y aquellos que reciben una VAD de flujo continuo, más moderna. También analizan los pacientes con VADs biventriculares, corazón artificial total y VADs de corto plazo.

En función de los dispositivos disponibles (aprobados por la FDA) se dividen los enfermos en 2 eras, poniendo el límite en el 2008, que fue cuando se aprobó la primera bomba de flujo continuo como puente al trasplante. Así, se ha visto que la mortalidad es más baja en la era contemporánea (2,1%/mes versus 2,9%/mes; p <0,0001). En la primera época, la mortalidad de las bombas pulsátiles era mayor a la de los enfermos incluidos en el nivel 2 (hazard ratio [HR], 2,15; p <0,0001) y similar a los pacientes englobados en el estatus 1B (HR, 1,04; p=0,61).

Actualmente, la mortalidad de los pacientes con VADs de flujo continuo es parecida al estatus 2 (HR, 0,80; p=0,12) y menor que en el grupo 1A y 1B (HR, 0,24 and 0,47; p <0,0001, para ambas comparaciones). No obstante, hay que señalar que la mortalidad fue mayor en pacientes con VAD biventricular (HR, 5,00; p <0,0001) y en aquellos con VAD de corta duración (HR, 7,72; p <0,0001). Con todo, los investigadores concluyen que tanto la morbilidad como la mortalidad en lista de espera para trasplante han disminuido en los últimos años. Obviamente, señalan que cuando se produce una complicación derivada de una VAD el pronóstico empeora.

El artículo nos da una interesante visión de cómo está hoy el tema del soporte mecánico ventricular así como una idea de los resultados actualizados, con finalidad de puente al trasplante. Pero atención, no hay que olvidar que los datos provienen de un medio donde el uso de estos dispositivos está incluido en el día a día (disponen de los medios económicos) y por tanto no va a ser en nada superponible a medios menos experimentados.


Enlaces:

  1. PubMed - Morbidity and mortality in heart transplant candidates supported with mechanical circulatory support: is reappraisal of the current United network for organ sharing thoracic organ allocation policy justified? »


Lo último en CardioTeca

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Aula de Electrocardiografía

Aula de Electrocardiografía

¡Súmate cada semana al debate de un nuevo ECG!

Curso Beta 2011

Curso Beta 2011

Drs. González Juanatey y López-Sendón. βBloqueantes Update.

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido