La insuficiencia cardíaca es una de las principales causas de morbimortalidad en sujetos con diabetes mellitus tipo 1 (DM1). Además, es conocido que sujetos con diabetes pueden presentar disfunción ventricular, ya sea diastólica, sistólica o mixta, en ausencia de hipertensión o arterioesclerosis, una patología conocida como miocardiopatía diabética. Se han propuesto varios mecanismos fisiopatológicos que afectan directamente la estructura y función del miocardio para contribuir así al desarrollo de la miocardiopatía diabética. Entre ellos se encuentran la hiperglucemia, la hiperinsulinemia, fenómenos de inflamación sistémica y el aumento de los niveles de ácidos grasos y triglicéridos circulantes.

El objetivo del presente estudio fue analizar la asociación existente entre el perfil lipoproteico avanzado y la caracterización de la glicosilación plasmática (GlycA) como parámetros lipídicos e inflamatorios obtenidos mediante resonancia magnética nuclear (RMN), con la presencia de disfunción miocárdica subclínica (DMS) en sujetos con DM1. GlycA es un reconocido biomarcador compuesto de inflamación sistémica cuya señal por RMN refleja tanto los niveles como el grado de glicosilación de diversas proteínas de fase aguda.

Se analizaron 304 sujetos DM1 procedentes de una cohorte de sujetos DM1 daneses (Thousand & one study, Diabetologia. 2014 Apr;57(4):672-80) (54% mujeres); de los cuales 154 sujetos presentaban disfunción miocárdica sistólica y/o diastólica (edad media 61,3±11,7 años) y 150 sujetos sin DMS procedentes de la misma cohorte, apareados por edad, sexo y HbA1c, que representaban el grupo de control (edad media 60,6±11,1 años), todos ellos sin enfermedad cardiovascular previa conocida. A todos se les realizó un ecocardiograma transtorácico y un análisis por espectroscopia por RMN del perfil lipoproteico avanzado (Liposcale®) y de la concentración de proteínas glicosiladas determinada a partir de los enlaces entre galactosamina, glucosamina y ácido siálico unidos a proteínas plasmáticas (GlycA). La disfunción sistólica se definió como una fracción eyección ventrículo izquierdo ≤ 45%; la disfunción diastólica como un cociente E/e′≥12 o un cociente E/e′ 8-12 + un volumen de la aurícula izquierda >34 ml/m2. Para identificar un perfil metabólico asociado con la presencia de DMS se realizó un análisis estadístico univariante y un modelo supervisado multivariante de clasificación basado en regresión de mínimos cuadrados (regresión PLS-DA).

De los 154 sujetos con DMS, 146 presentaron disfunción diastólica y 18 disfunción sistólica. En comparación con los sujetos sin DMS, los sujetos con DMS presentaron mayor duración de la diabetes (p=0,005), mayor IMC (p=0,013), mayor concentración sérica de NT-proBNP (p=0,001), mayor presión arterial sistólica (p<0,001), mayor albuminuria (p<0,001) y mayor porcentaje de retinopatía avanzada (p<0,001). El modelo de clasificación supervisada permitió identificar un patrón molecular específico asociado a DMS, con una capacidad para discriminar los pacientes diabéticos con DMS del resto de individuos sin enfermedad cardiovascular, de forma modesta pero significativa en relación al azar (área bajo la curva análisis ROC 0.63, p<1.1801e-012). El análisis por PLS-DA mostró que tanto las lipoproteínas ricas en triglicéridos: VLDL (partículas VLDL totales, contenido en triglicéridos y VLDL grandes) e IDL (su contenido en colesterol), así como la concentración sérica de GlycA, contribuyen de forma significativa a explicar la presencia de DMS en sujetos DM1. Por otro lado, mediante el uso de regresiones logísticas, comparamos la capacidad predictiva de DMS cuando se sumaron las variables obtenidas por RMN a factores de riesgo clásicos reconocidos de insuficiencia cardiaca (edad, sexo, eGFR, NTproBNP, IMC, duración de la diabetes y presión arterial sistólica > 140mmHg). La inclusión de las variables obtenidas del perfil metabolómico avanzado por RMN aumentó significativamente el área bajo la curva ROC de 0,62 [0,56–0,68] a 0,67 [0,61–0,73], con una mejoría del índice de reclasificación neta global teniendo en cuenta los parámetros evaluados por RMN del 21%.

Podemos concluir que las variables del perfil metabolómico que mejor explican la presencia de DMS en sujetos con DM1 sin enfermedad CV conocida son aquellas relacionadas con las lipoproteínas ricas en triglicéridos (VLDL e IDL) y el biomarcador proinflamatorio GlycA. Estos hallazgos sugieren un papel fundamental de las lipoproteínas proaterogénicas ricas en triglicéridos y de los fenómenos de inflamación sistémica (GlycA) en el desarrollo de la DMS en la DM1.

Referencias:

  1. Cardiovasc Diabetol. - The novel inflammatory biomarker GlycA and triglyceride-rich lipoproteins are associated with the presence of subclinical myocardial dysfunction in subjects with type 1 diabetes mellitus.

Comentario por Dr. Carlos Puig Jové

Dr. Carlos Puig Jové

Dr. Carlos Puig Jové

Graduado en Medicina y Cirugía y especialista en Endocrinología y Nutrición. Endocrinólogo en el Hospital Universitario Mútua de Terrassa (Barcelona, España). Responsable de la Unidad de Lípidos y Riesgo Cardiovascular.

@PuigJove

Otros contenidos Insuficiencia Cardiaca

Otros contenidos Biomarcadores

Novedades en el tratamiento - Insuficiencia Cardiaca

Selección de Artículos

Actualidad en CardioTeca

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!

0
Compartido
0
Compartido