Redacción CardioTeca - Noticias

Noticias de actualidad en el mundo cardiovascular.

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Dra. Carla Fernández-Vivancos Marquina: “Las unidades de insuficiencia cardiaca deben mejorar la comunicación con Atención Primaria”

  •  La descoordinación provoca el aumento de la lista de espera, derivaciones excesivas e inadecuadas por parte de Atención Primaria y déficit de la respuesta
  •  Las unidades de insuficiencia cardiaca coordinan la asistencia entre varios niveles asistenciales mediante protocolos y guías de derivación
  •  El sistema sanitario tiene que adaptarse a los pacientes crónicos, que siguen siendo la asignatura pendiente

 

 

Las unidades de insuficiencia cardiaca intentan solventar los problemas de comunicación existentes entre Atención Primaria y Cardiología. La Dra. Carla Fernández-Vivancos, de Hospital Virgen de Macarena de Sevilla, ha comentado que, “hasta ahora, Cardiología y Atención Primaria han ido cada una por su lado, a pesar de las directrices marcadas en la Ley General de Sanidad. En la práctica clínica real existe un desfase que provoca el aumento de la lista de espera, derivaciones excesivas e inadecuadas por parte de Atención Primaria, déficit de la respuesta, etc.”.

 

Las consultas externas presentan a menudo un bajo nivel de eficiencia, sobre todo por el envejecimiento de la población, la cronicidad de los procesos cardiológicos y la alta prevalencia de las enfermedades cardiovasculares, ha comentado esta especialista. 

 

El paciente con enfermedad cardiovascular puede ser atendido por su médico de Atención Primaria, así como por el cardiólogo y el internista, en función del servicio en el que ingrese. Normalmente hay escasa comunicación entre los profesionales sanitarios.

 

Para evitar esta desconexión se han creado las unidades de insuficiencia primaria, que son muy heterogéneas en función de la disponibilidad de recursos, etc., si bien su objetivo siempre es mejorar el manejo del paciente con IC crónica y optimizar el tratamiento continuado. Estas unidades coordinan la asistencia entre varios niveles mediante protocolos, guías de derivación, etc. “El paciente no se pierde en el ingreso, sino que los mismos médicos le hacen un seguimiento posterior de forma ambulatoria”, ha destacado la Dra. Fernández-Vivancos.

 

La clave de una unidad de insuficiencia primaria avanzada es la multidisciplinariedad, que debe organizarse entre Cardiología, Medicina Interna y Atención Primaria, con la Enfermería especializada como eje central, así como con el apoyo de otros especialistas necesarios en el proceso según cada paciente, como Oncología, Nutrición, Rehabilitación, etc.

 

La Atención Primaria es siempre un pivote fundamental en el proceso, ya que es el médico del domicilio del paciente. Además, es el primer nivel asistencial que contacta con el paciente que tiene sospecha de insuficiencia primaria. En el estadio A (paciente en alto riesgo de IC pero todavía asintomático y sin cardiopatía estructural), el médico de Atención Primaria es decisivo, porque controla el riesgo cardiovascular y las demás medidas de promoción de la salud.

 

El paciente en estadio B (disfunción ventricular o enfermedad estructural asintomática) también es tratado por el médico de Atención Primaria, si bien Cardiología tiene que darle apoyo de forma puntual. En el estadio C es importante la comunicación entre Atención Primaria y Cardiología en el manejo multidisciplinar del paciente. Destaca el papel de las unidades de insuficiencia primaria, que permiten un seguimiento conjunto, compartir información y una relación entre niveles mucho más fluida.

 

La labor de Atención Primaria con el paciente en estadio D (insuficiencia primaria  avanzada, refractaria, pacientes complejos muy reingresadores y con muchos síntomas) se refuerza por medio de la atención domiciliaria, con el apoyo a la familia y a los cuidadores. Finalmente, el médico de AP debe estar capacitado para detectar la insuficiencia primaria  terminal y actuar en consecuencia, con los criterios de terminalidad, progresión de la enfermedad, frecuentación del hospital, deterioro funcional y criterios clínicos (desnutrición, pérdida de peso, etc.). Normalmente a la difícil decisión de terminalidad se llega por acuerdo de varios facultativos.

 

En definitiva, la coordinación entre Atención Primaria y Cardiología tienen como objetivos mejorar la calidad de vida, la vigilancia de las descompensaciones, el diagnóstico de la depresión, la terminalidad e iniciar los cuidados paliativos cuando sean necesarios.

 

La insuficiencia primaria es la enfermedad crónica por excelencia

El cambio en la pirámide poblacional ha ocasionado una sociedad más envejecida, con una mayor esperanza de vida, como ha explicado Fernández-Vivancos. El sistema sanitario tiene que adaptarse a los pacientes crónicos, que siguen siendo la asignatura pendiente. La insuficiencia primaria es la enfermedad crónica por excelencia dentro de las enfermedades cardiovasculares. Las cifras de incidencia, prevalencia y mortalidad han sufrido un aumento espectacular, tanto en Europa como en Estados Unidos y las previsiones inmediatas indican que estos datos seguirán aumentando.

 

 

Calificar el artículo:
0

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!