Entre las diversas enfermedades que afectan la salud hoy en día, el colesterol alto es uno de los padecimientos más frecuentes, el cual afecta a millones de personas. También es una de las principales causas de las enfermedades del corazón, y por lo tanto, necesita ser mantenido a raya.

El colesterol es una sustancia similar a la grasa que se encuentra en las células del cuerpo. El cuerpo requiere una cierta cantidad de colesterol para producir hormonas, vitamina D y ciertas enzimas digestivas.

Mientras que el cuerpo hace todo el colesterol que necesita, una cierta cantidad de él también se ingiere a través de la comida que se consume.

El colesterol viaja por el cuerpo a través de las lipo-proteínas. Se trata de pequeñas células de grasa (lipo) en el exterior y proteína en el interior. Las lipoproteínas pueden ser de dos tipos: alta densidad y baja densidad.

El LDL o colesterol de baja densidad es el que se conoce como el "colesterol malo", por lo que altos niveles de LDL pueden conducir a una acumulación en las arterias. Por otra parte, el HDL es el "colesterol bueno" porque transporta el colesterol de las otras partes al hígado, que lo depura del cuerpo.

Al comer alimentos grasos, procesados y/o comida basura se aumentan los niveles de colesterol malo en el cuerpo. Por lo tanto, es importante incluir alimentos que pueden contrarrestar el colesterol malo y ayudarnos a mantener una buena salud. Ante esto, se presentan seis alimentos que podrías incluir en tu dieta para combatir el colesterol malo.


6 comidas que ayudan a combatir el colesterol malo

1. Frijoles y lentejas

Según un estudio publicado en la Canadian Medical Association Journal, comer una porción al día de frijoles, guisantes o lentejas puede reducir significativamente el "colesterol malo" en casi un cinco por ciento, y por lo tanto, el riesgo de enfermedad cardiovascular.

2. Fresas

Las fresas pueden reducir drásticamente los niveles de colesterol malo y triglicéridos. También son conocidas por sus propiedades antioxidantes.

En un estudio se le designó a un grupo de voluntarios el consumir medio kilo de fresas al día durante un mes para ver si alteraba sus parámetros sanguíneos de alguna manera. Al final del mes, sus niveles de colesterol malo y triglicéridos se habían reducido significativamente.

Este estudio apoya el rol protector de los compuestos bioactivos en las fresas en la lucha contra los factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares.

3. Aguacates

Comer aguacates frescos todos los días puede cambiar significativamente los perfiles lipídicos y mejorar los niveles de colesterol, según un estudio realizado en la Universidad del Pacífico en Stockton, California.

Los resultados indican que el consumo de aguacates, en lugar de grasas sólidas y alimentos con un mayor contenido de grasa saturada, puede cambiar significativamente los perfiles lipídicos.

El aguacate fresco, como parte de una dieta balanceada y como un sustituto libre de colesterol para las grasas sólidas, puede ayudar a ser parte de la solución para mantener los niveles normales de colesterol.

4. Nueces

Cambios simples en la dieta como la adición de pistachos, puede dar lugar a múltiples beneficios para la salud.

Se ha demostrado que los frutos secos (principalmente pistachos, almendras y nueces) tienen efectos beneficiosos sobre los parámetros glucémicos y lipídicos. Los pistachos tienen un bajo índice glucémico, son naturalmente libres de colesterol y una fuente de proteínas, fibra y antioxidantes (http://nutricionsinmas.com/los-9-frutos-secos-mas-saludables/).

Los pistachos ofrecen una excelente opción de bocadillos, especialmente para aquellos con riesgo de problemas metabólicos y diabetes.

5. Semillas de fenogreco

Las semillas de fenogreco ayudan a reducir la producción de colesterol del cuerpo, especialmente la lipo-proteína de baja densidad (LDL o colesterol malo).

Un estudio afirma que las saponinas esteroides en las semillas de fenogreco ralentizan la absorción de colesterol en los intestinos. También se cree que disminuye la absorción de triglicéridos presentes en los alimentos grasos.

6. El chocolate oscuro

Los estudios demuestran que cantidades moderadas de chocolate oscuro pueden reducir el colesterol malo (LDL) y elevar el bueno (HDL). Esto a su vez ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de un accidente cerebrovascular.

El LDL se acumula a lo largo del interior de las arterias, formando depósitos de placa y el estrechamiento de las arterias. Esta condición puede conducir a un ataque al corazón. Así que si el chocolate negro puede reducir el LDL, eventualmente puede reducir el riesgo de un ataque al corazón, así como diversas enfermedades que afectan a la salud.



Comentario de Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben

  El Electrocardiograma del Marcapasos para DUMMIES. ¿Es posible entenderlo?

El libro definitivo para médicos no Cardiólogos para poder entender el ECG del marcapasos. Escrito por Javier Higueras, nuestro profesor del Aula de ECG. Hazte con él!
  Ver versión Kindle en Amazon »
  Ver Libro tapa blanda en Amazon »

¡Danos tu "Me gusta" para CardioTeca y recibirás todos nuestros contenidos en tu FaceBook!

Suscríbete al Boletín de CardioTeca

¿Quieres todas las novedades de CardioTeca en tu bandeja de entrada? ¡Apúntate ya!

Por favor, indícanos cuál es tu especialidad. ¡Gracias!